Tuve Sexo en el Trabajo… y me gustó

Hay que tener en cuenta que existen grupos tanto de chicos como de chicas, los cuales
son aventureros, temerarios y sobre todas las cosas aman el peligro, como los
deportistas que practican deportes extremos que hacen sentir a gran velocidad los latidos
del corazón y la adrenalina aumenta al máximo, tal cual como los deportes extremos.
También existen muchos chicos y chicas que le gustan tener conductas extremas con
gran impacto en su vida cotidiana. Esos chicos y chicas son arriesgados;
extremadamente atrevidos, por lo que les encanta tener sexo en el trabajo aunque
acarree riesgos peligrosos si son atrapados, como el escarnio público y perder en ultima
instancia su trabajo por un comportamiento carente de buenas costumbres, indecoroso e
inapropiado.

 

Lo peligroso y prohibido siempre tendrá recompensas de alto goce. Tener sexo en el
trabajo no es un misterio sumarial, sucede más de lo que muchos creen. Tampoco es el
pecado mortal que te condenará al infierno, sin embargo debes tener al menos ciertas
precauciones, porque desde el ojo moral de tus compañeros en este caso, sin discusión
te juzgarán y condenarán si eres descubierto. Claro está cuando se entra a este juego de
riesgo, normalmente no se toma ninguna precaución ya que no tomarlas hace que el acto
sea más excitante, mientras represente mayor riesgo el juego erótico tendrá mayor
intensidad.

 

Por una parte, hay un grupo de chicos y chicas que nunca han pensado en tener sexo en
el trabajo no solo por tabúes o principios morales, sino porque son profundamente
temerosos e incapaces de arriesgar el todo por el todo y entrar en el juego erótico de
experimentar el máximo orgasmo. Por otra como se dijo hay el grupo de chicos y chicas
que son capaces de arriesgar el todo por el todo por alcanzar el máximo placer aunque
tengan que pagar una prenda dolorosa por su accionar. Prenda que solo se pagará si los
agarran in fraganti.

Ahora bien, a pesar que este juego extremo de tener sexo en el trabajo no presentan
reglas concretas a seguir, sin especificaciones que te advierten precauciones por tomar
ya que es un accionar voluntario, espontáneo, libre y propio de cada chico y chica que
se atraen de manera desbocada, aunque no tengan una relación estable en algunos casos.
En otros casos sí mantienen una relación estable en su vida cotidiana y quieren
experimentar amarse bajo alta presión y riesgo. Solo como se indicó arriba ten ojo visor
cuando decidas arriesgarte a tener sexo en el trabajo.
No se puede decir ¡Ten cuidado! Porque no hay reglas en este juego erótico. Pero, si se
te dará algunos consejos para ser efectiva la fantasía máxima de estas relaciones
peligrosas, al iniciar los juegos eróticos, con el objetivo que estos juegos se conviertan
en una experiencia extrema e inolvidable en tu vida. Estas relaciones peligrosas de tener
sexo en el trabajo carecen de edad, solo tiene que existir la atracción entre
dos personas que se desean con locura, unidos por la pasión extrema sea del amor o del
deseo profundo de confundirse uno con el otro hasta elevarse a la perfección.

 

Ante todo, lo que si debes tener en cuenta es de cuidarte en cuanto protección al tener
sexo, es decir tener sexo seguro. Debido que no valdría la pena alguna que de una
relación producto de un deseo sin control, solo llevada por el sexo y la pasión, quizás
sin futuro quede el fruto de un nuevo ser. En contra de lo anterior puede ser que suceda
que posterior de vivir una relación tan ardiente y extrema de esta índole surja el amor.
También, cuidarse de las enfermedades de transmisión sexual, porque un momento de
pasión y lujuria perdería toda su energía vital si queda comprometido el bienestar a
nivel de la salud. Es importante subrayar que tener sexo en el trabajo no es lo correcto
visto desde las normativas y leyes establecidas, pero inevitablemente surgen estas clases
de relaciones peligrosas semejante a los deportistas extremos, lo fundamental es tener
en atención que estas experiencias sean movidas por un deseo profundo, pleno y limpio
provocado por el erotismo no movido por un interés oculto como la
seducción del jefe, a los fines solo para alcanzar un puesto especifico, porque este tipo de
relación pierde su esencia real, en sentido metafórico sobre la delicia del juego erótico.

 

¡Claro! muchos juegan a esta propuesta de solo hacerlo por un interés mayor, pero no
alcanza el placer pleno de la experiencia como tal. El propósito es darte algunos
consejos como se dijo antes, para que puedas vivir una verdadera experiencia extrema al
entrar en el juego erótico y alcanzar la cumbre del goce jamás vivido. Por ejemplo, en el
caso de las chicas puedes vestir un traje color negro, con medias azules intensos y
ligeros de encajes, con zapatos rojos, pero sin ropa interior, entonces llamas al chico con
quien jugarás le haces una señal con los dedos y le dices que entre por debajo de la
mesa. También, el chico te puede esperar en el pasillo más aislado del trabajo, en un
punto ciego y justo ahí contra la pared se dejan llevar por la pasión. Este juego extremo
de erotismo de tener sexo en el trabajo lo puedes hacer por todas las instalaciones del
mismo ¡Pon a volar tu imaginación!, mientras que el sitio sea seguro ¡cuidado con las
cámaras!

 

Para terminar este tema picante y polémico es importante tener presente que esta clase
de relaciones peligrosas de alto extremo, ambas partes involucradas en el juego erótico
deben estar consciente que por ser una relación movida por las emociones y los deseos
más ocultos de felicidad, muchas veces pueden poner en riesgo y comprometer las
emociones personales, para jugar a este juego erótico tienes que estar bien preparado a
nivel emocional con un profundo equilibrio en cuanto manejar con inteligencia
emocional cada acto sin malestares y sentimientos de culpa que conlleva a traumas y
depresiones posteriores.

Si puedes probarlo y tienes la oportunidad de hacerlo, pruébalo. A mi me gustó . ¿Y tú? ¿Has tenido alguna experiencia de este tipo en tu trabajo? Deja tu comentario.

Sexo en el trabajo
  • Valoración de los lectores
  • Puntuación 5 estrellas
    5 / 5 (1 )
  • Tu puntuación


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *